Reportajes

Manolo

«La noche está desapareciendo y la gente está saliendo más de día»

Pregunta: ¿En qué año nació el negocio? ¿Quién empezó?

Respuesta: El bar lo cogió mi padre hace 58 años. Luego en el año 1991 se hizo una reforma, en el 2001 se hizo otra y el año pasado en enero se hizo la última reforma, en la que le cambiamos la cara al bar. Hace un año tenía una temática más medieval ahora apostamos por otro tipo de imagen.

P: ¿Por qué decidisteis realizar ese cambio de cara?

R: Pues es debido a que el gusto de los clientes cambia con el tiempo así como las modas. Veíamos que ya no atraía al público el formato que teníamos temático y decidimos cambiar. Se nos ocurrió la idea de realizar el concepto de terraza interior y lo integramos este año en el local.

P: ¿Qué generación de la familia lo regenta? ¿y cuántos años llevas en el negocio?

R: Yo constituiría la segunda generación con el negocio, primero lo cogió mi padre y ahora yo me encargo de él. Yo llevo en el bar desde 1991, antes de eso ayudaba, pero meterme en el bar como tal desde esa fecha.

P: ¿Nos puedes contar un poco la evolución que ha sufrido el local? ¿Qué reformas importantes ha sufrido?

R: Pues en 1991 hicimos una pequeña reforma, trasladamos la barra de un lado a otro y se abrió una ventana, entre otras cosas. Por otro lado, en el 2001 hicimos la obra para crear ese estilo medieval y temático que teníamos hasta el año pasado. Y por último, en el año pasado, creamos la última reforma en la que modificamos el estilo del bar y su concepto.

P: ¿Cuál o cuáles han sido los mayores obstáculos que ha tenido que vencer vuestro bar a lo largo de su historia?

R: Por un lado, la crisis que hubo, que afectó mucho al bolsillo del cliente, y por otro lado al cambio de moda. Vimos que el concepto de bar temático que teníamos iba cada vez a peor y que no era atrayente para el público, lo cual dio a que nos decidiéramos a hacer la reforma y cambiar la imagen.

P: Con el paso del tiempo ¿Has notado algún cambio de usos o costumbres en tu clientela?

R: Nuestro bar, es un bar de tercera categoría, por lo que antes nos encargábamos de dar servicio de día, pero nos centrábamos en la noche. En este contexto, hemos observado que la noche está desapareciendo y la gente está saliendo más de día. Por lo tanto, los bares, nos tenemos que enfocar mucho más en dar un servicio de día, ofreciendo: comidas, pintxos, raciones, etc. Y luego ya la noche, lo que se pueda.

P: Y ya por último, Si pudieras darle un consejo a alguien que tiene pensado abrir un bar, ¿cuál sería?

Pues que se lo pensara muy bien. Es un tipo de negocio muy esclavo en el que hay que meter muchas horas. Hay que mentalizarse de que cuando los demás están con sus días libres tú tienes que trabajar.  Por lo que si abres como negocio un bar, lo tienes que tener clarísimo.